Rinitis alérgica: ¿Qué es y cómo mitigarla?

Por Mariano Pulgar

Una vez conversando con un alergista, me explicó, que las alergias eran una ruleta. Sos alérgico ó no lo sos. No hay medias tintas. No existe el “muy alérgico” y el “poco alérgico”.

Algunas personas nacen(mos) con una intolerancia a determinados elementos (alergenos) que están presentes cotidianamente y que afectan profundamente su calidad de vida.

Hay determinados alergenos que afectan las vías respiratorias generando una serie de incomodidades tales como lagrimeo, picazón de nariz, mucosidad excesiva, goteo de nariz, tos, imposibilidad de respirar por nariz, problemas en el sueño, dolor de garganta, etc.

Si de por sí estas incomodidades pueden ser un verdadero tormento para cualquier persona ya que conviven con ellas todo el día, todos los días, durante años (posiblemente toda su vida), toman especial relevancia para un cantante ya que pueden alterar profundamente su desempeño durante el proceso de aprendizaje y muchísimo más grave, en un concierto.

Como podrán imaginar de lo anterior “nacen(mos)”, yo también soy alérgico. Tengo rinitis alérgica crónica y a lo largo de mi vida me ha afectado severamente.

He visitado un sinnúmero de médicos que me han llenado de medicación con pobres resultados. Recién hace alrededor de 3 años logré dar con una neumonóloga (ya mi alergia me había generado problemas respiratorios/asma severos) que me brindó un tratamiento efectivo y logró mitigar los síntomas (ya que las causas no tienen solución) para que tenga una calidad de vida aceptable y mi desempeño como cantante no se vea tan afectado.

Algunas recomendaciones:

  • No se acostumbren a convivir con su condición (aplica a cualquier enfermedad) y acepten la idea de “tener” que vivir así. Su condición es mejorable, sólo hay que dar con el médico y tratamiento adecuado. En mi caso puntual la combinación de una medicación oral (Montelukast) tomado a diario (y luego esporádicamente ante algún episodio/brote) sumado a la Fluticasona han cambiado enormemente mi calidad de vida y me han permitido sobrellevar mi alergia muy bien.
  • Consulten a un médico, no se automediquen ni crean en antialérgicos “de venta libre” ya que no son mayormente efectivos (ó no lo fueron para mí).
  • Si no pueden costear una consulta médica ó la medicación (al menos la que yo tomo es extremadamente costosa) prueben alternativas naturales. Yo mismo no las he probado pero no hay riesgo en intentar con elementos que brinda la naturaleza. Aquí hay un artículo que sugiere algunas opciones naturales para el tratamiento.
  • Estén atentos a “enfermedades interrelacionadas”. En mi caso, padezco también de reflujo gástrico (tema abordado por Noelia en este artículo), el cual está íntimamente relacionado a los síntomas de rinitis alérgica. Posiblemente controlando el reflujo (si lo padecen) su condición como alérgicos mejore notablemente.
  • Aliméntense saludablemente, consuman mucho agua, hagan actividad física. Tener hábitos saludables reducirán su stress y mejorarán su calidad de vida y alimentarán al círculo virtuoso. Las alergias suelen potenciarse (ó bajar nuestra tolerancia a ellas) con el stress.
  • Evienten a toda costa convivir con situaciones favorables para los alergenos.
    Viviendas con humedad, suciedad acumulada (polvo, hongos, pelos de mascotas, pelusas) son enemigos íntimos de nuestras vías respiratorias y aliados directos de la rinitis.
  • Eviten alimentos, infusiones, plantas y árboles que ustedes reconocen como activadores de sus síntomas.
  • Ventilen sus casas, cuanto más mejor.
  • Eviten todo lo posible la ventilación forzada, los aires acondicionados y la calefacción. Es mejor descansar abrigado ó destapado (dependiendo de la temperatura) que dormir desnudo con la calefacción a tope ó super tapado con el aire acondicionado en 18°C. Siendo moderados y conscientes se beneficiarán doblemente ustedes y el medio ambiente.
  • Eviten vestir ropas “de pelo largo” y lanas. Traten de usar géneros sintéticos suaves ó de algodón puro. Aplica no sólo a la ropa de vestir sino también a la ropa blanca/de cama.
  • Eviten usar productos de limpieza agresivos. Jabones neutros y detergentes biodegradables siempre son mejores que amoníacos, lavandinas y limpiadores cremosos. Si huele demasiado, evítenlo.
  • Controlen sus productos de higiene personal y fragancias. Identifiquen qué les molesta y dejen de usarlo.

Qué experiencia tienen ustedes controlando los síntomas de la rinitis alérgica?

Los invito a compartir sus “recetas” y recomendaciones en los comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.