Tips vocales para coreutas

El coro es una actividad maravillosa y necesitás conocer estos Tips vocales para coreutas para aprovecharlo al máximo.

En el día de hoy veremos tips vocales para coreutas para aprovecharlo al máximo en la práctica.

Si todavía no te animás a cantar solo te invito a que te sumes a la experiencia del coro. Aprender a cantar en armonía con otros, aprender nuevos estilos, los viajes, los conciertos, la complicidad entre colegas. Uff… Un sin fin de cosas buenas. Aparte de que está comprobado por la ciencia que cantar y en grupo, te hace más feliz.
Pero tuve y tengo varios alumnos coreutas ya que trabajé muchos años en diferentes coros como preparadora vocal y hoy quiero compartirte varios Tips vocales para coreutas que te ayudarán mucho a la hora de practicar antes o después de los ensayos.

Los principales puntos de conflicto que tiene un coreuta son:

  • Voces contenidas que no logran potencia
  • Mucha tensión en la laringe especialmente en notas agudas
  • Voz fatigada al terminar el ensayo. Cantar obras complejas sin tener suficiente técnica vocal
  • Problemas de afinación, especialmente en voces graves que todavía no desarrollaron su registro vocal
  • Falta de confianza para cantar sin una voz de apoyo. Muchas voces agudas prefieren cambiarse a una cuerda grave por temor a los agudos

Estos puntos de conflicto muchas veces se deben a que no siempre cuentan en el coro con un preparador vocal antes de los ensayos o que no se la da importancia suficiente a la técnica vocal. Esto sería un ideal aún siendo un coro amateur, porque de esta manera vamos preparando cada cuerda al repertorio y aparte el sonido del grupo en general para que suene lo más amalgamado posible.

Cuando el director da indicaciones lo queremos hacer bien. Para poder lograr los matices, la afinación correcta, no irse del tempo, es importante estudiar y tener una base de conocimiento de técnica vocal es fundamental. Veamos entonces cómo resolver estos puntos de conflicto para convertirnos en mejores cantantes de coro.

Podés acceder a este link con el video completo.

Práctica diaria:

  1. Breve relajación. Antes de cantar, hacer una relajación de hombros, espalda y cuello. Por lo general, salimos del trabajo, de nuestras ocupaciones y llegamos al ensayo con mil cosas en la cabeza. Es buen momento para parar y relajar. Conectarnos con el instrumento. También para hacer unos breves ejercicios de respiración.
  2. Activar la voz. Probar con ejercicios de vibración “rrr, mmm, prrr”. Incluso los podés hacer en el auto mientras viajás al ensayo.
  3. Vocalizar. Ampliar nuestro registro vocal. Descubrir con qué vocales me resulta más fácil cantar. Mayormente la U y la O son las favoritas pero que nos sirvan de guía para las otras vocales.
  4. Estudiar las obras. Escucharlas con partituras en mano, seguramente el dire te envíe audios, midis, para que te aprendas tu línea.
  5. Ejercitar la respiración alternada. Muchas veces son frases muy largas y no siempre se pueden sostener. Por eso, se puede alternar con otros compañeros de cuerda. Será fundamental que se marquen las respiraciones y que cada uno respete donde debe respirar. Aparte lo ideal es aprender a sostener notas lo mejor posible y no respirar a cada rato.
  6. Ejercitar el ataque de notas. Poner foco en como ataco sin presionar mi garganta. El truquito de siempre, costillas abiertas, garganta abierta.

 

Si te gustó este contenido, te invito a seguir leyendo más artículos en mi blog como así también seguirme en tu red social favorita.

Podés seguirme en Facebook, Instagram ó YouTube a dónde subo material regularmente, ofreciendo clases gratuitas de canto, consejos y ejercicios para ayudarte a desarrollarte como cantante lírico ó cantante popular

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.