¡No me sale la R!

Rotacismo ¡No me sale la R! En este artículo te doy ejercicios y tips para aprovecharlo en el canto.

¿No te sale la R? Un día empezamos canto y resulta que hay que hacer la vocalización con “R” y vuelven los fantasmas, a veces son tan grandes que nos trauman. Pero déjenme decirles que ¡Hay posibilidad de lograrlo! 

Hoy vamos a hablar de esta consonante tan noble e importante no sólo para el canto, sino para hablar bien. A muchas personas les resulta natural, sin embargo a otras les cuesta mucho trabajo. ¡No me sale la R! Tal vez les cuesta desde la infancia y han tenido que hacer algún tipo de tratamiento para resolverlo, a veces con éxito y otras no, quizás lo dejaron en el camino por falta de motivación. Pero esa “R” irresuelta está ahí.

En realidad es un excelente ejercicio para trabajar el apoyo, el timbre y altura del sonido. Trabajar con una “R” sostenida muchas veces nos puede salvar cuando la voz está dormida, nos ayuda a entender la importancia de una buena respiración y una buena dicción. ¡Vamos a perderle el miedo y trabajar para que nos salga esa R!

 

¿Qué tenemos que tener en cuenta para producir una buena “R”?

Lengua: La posición de la punta de nuestra lengua debe estar apoyada sobre la encía, en la parte superior justo detrás de los dientes. Apoyada, sin presión extra para que pueda vibrar allí mismo.

Aire: El aire que pasa entre la punta de la lengua y la encía va a hacer que se produzca la R. Previamente respiré, abrí mis costillas y luego solté el aire con un poquito de presión a ese espacio donde está la lengua ubicada. Es importante también tener una semi sonrisa mientras producimos este sonido para facilitarnos el proceso y posicionar bien la lengua arriba.

Posibles problemas: Se escapa el aire, se corta, no vibra la lengua o está muy tensa. Es necesario practicar varias veces para poder regular la presión justa que hay que hacer. Si hay algún otro tipo de problema orgánico (frenillo corto, problemas en el paladar, etc.) No duden en ir primero a un profesional.

 

Rutina de ejercicios para resolver la “R”:

Ejercicios para relajar la lengua:

  • Saco la lengua bien afuera, abro grande la boca con lengua afuera y estiro. Vuelvo a meter la lengua. Lo repito varias veces.
  • Estiro la lengua hacia afuera con la punta hacia adelante y recta (sin llevar la cara hacia adelante, sólo se mueve la lengua). Vuelvo a meter la lengua en esa posición. Repito varias veces.
  • Con la boca cerrada, recorro con mi lengua mis dientes de atrás hacia adelante, repasando cada cara arriba y abajo varias veces. La lengua se va a estirar en todas las direcciones y voy a movilizar también mi mandíbula.
  • Hago masajes circulares alrededor de mi mandibula y cachetes.

Ejercicios para ir encontrando la “R” y sostenerla:

  • Hay variantes con PR, TR, BR, que se pueden combinar con una vocal para sostener la vocalización: Pri, Tri, Bri, etc. Podemos primero probar hacer los sonidos, luego ir entonándolos, probar haciendo stacatto y finalmente tratar de sostenerlos. Acá doy algunos ejemplos:
Ejercicios con PR, TR y variantes
  • Luego se pueden realizar vocalizaciones sólo con una R sostenida o acompañadas de una vocal, por ejemplo Ri, Ro ó Riu, etc. La vibración, la postura de la lengua y apoyo nos va ir colocando la voz en el lugar correcto. Doy algunos ejemplos:
Ejercicios con R sostenida

Hay que tener paciencia ya que estamos generando algo nuevo. No olviden hacer ejercicios de relajación en el medio para no tensar de más lengua, mandíbula y cuello. Usen la respiración correcta. ¡Y confíen en que van a poder!

 

Si te gustó este contenido, te invito a seguir leyendo más artículos en mi blog como así también seguirme en tu red social favorita.

Podés seguirme en Facebook, Instagram ó YouTube a dónde subo material regularmente, ofreciendo clases gratuitas de canto, consejos y ejercicios para ayudarte a desarrollarte como cantante lírico ó cantante popular

 

 

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.